Uno de los aspectos más enriquecedores en la historia de Cáceres es que, a lo largo de los siglos, han pasado por ella tres grandes culturas: la árabe, la cristiana y la judía.

Tal es la importancia de esto, que cada otoño se celebra en Cáceres el Mercado Medieval de las Tres Culturas, donde todas ellas tienen representación en los puestos que se reparten por todo el casco histórico de Cáceres.

Acompáñanos por esta ciudad Patrimonio de la Humanidad para descubrir las civilizaciones que en algún momento vivieron entre sus murallas. 😉

Cultura árabe en Cáceres

Los musulmanes, procedentes del norte de África, llegaron a Cáceres en el año 1147 y Abd al-Mumin refundó la ciudad, convirtiéndose así en una de las tres culturas de Cáceres. Como legado, gran parte de lo que hoy podemos ver en la ciudad monumental es de origen árabe, como la muralla que rodea toda la ciudad monumental.

También se conservan de la época almohade hasta 11 torres, entre las que destacan la Torre de Bujaco y la Torre del Horno, ambas visitables por dentro, además de otras como la de la Yerba, del Postigo o de los Pozos.

Tres culturas de Cáceres
Muralla de Cáceres en el centro y Torre de Bujaco a la izquierda

Asimismo, es de obligada mención la Casa Museo Árabe, en la que se puede ver cómo eran las dependencias de una casa típica musulmana, como el patio, el Harén, la Sala de Baile, el hamman o la bodega.

Pero, sobre todo, el monumento árabe por antonomasia que tenemos en Cáceres es el aljibe que se puede ver dentro del Palacio de las Veletas, que alberga el Museo Provincial de Cáceres. Se caracteriza por sus arcos en forma de herradura y su capacidad de más de 700 metros cúbicos, siendo uno de los más grandes y mejor conservados del mundo.

En Cáceres existen decenas de aljibes construidos por los árabes, aunque son pocos los que son visitables. Otro que puedes ver es el que está en la cripta de la Iglesia de San Francisco Javier, al que se puede acceder a través del Centro de Divulgación de Semana Santa.

Cultura árabe en Cáceres
Aljibe árabe en el Palacio de las Veletas

Cultura cristiana en Cáceres

Sin embargo, en el año 1229 se produce la reconquista de la ciudad y los cristianos se hacen con ella. Este hecho histórico se representa en la Plaza Mayor cada noche del 22 de abril, víspera de San Jorge, fiesta cacereña que, por cierto, te recomendamos encarecidamente.

Desde ese momento, en vez de mezquitas se construyen iglesias y los palacios árabes se sustituyen por palacios cristianos. Las torres cristianas se caracterizan por estar hechas de piedra, sillería y mampostería y, a diferencia de las árabes, tienen matacanes y ventanas.

El primer templo cristiano que hubo en Cáceres fue la Iglesia de Santa María, que en la actualidad es la Concatedral de la Diócesis de Coria-Cáceres. Otras iglesias de esta época son las de San Juan y Santiago. En cuanto a las torres y palacios, de esta época destacan el Palacio de Carvajal, la Torre de Sande, el Palacio de los Golfines de Abajo, la Casa del Sol o la Casa de los Ovando.

La nota más curiosa de la cultura cristiana en Cáceres la puso Isabel la Católica, que, tras derrotar a Juana la Beltraneja en su lucha por el trono de Castilla, ordenó desmochar todas las torres de los nobles cacereños que no la habían apoyado. Así, la Torre de las Cigüeñas fue la única que conservó sus almenas, pues su dueño, Diego de Ovando, sí era partidario de la Reina Isabel.

Cultura judía en Cáceres

Obviamente, el principal legado que nos dejaron los judíos en Cáceres es la judería vieja. Se trata de todo un barrio formado por calles estrechas, casas encaladas y muchas plantas y flores en el que los judíos tuvieron presencia desde la época musulmana.

Donde ahora se encuentra la Ermita de San Antonio se ubicó la antigua sinagoga de Cáceres. Según el Concilio de Palencia, los judíos estuvieron obligados a vivir en este barrio durante el siglo XIV, aunque podían tener sus negocios en otros lugares.

Además de esta, también existió la judería nueva, que se extendía alrededor de la Plaza Mayor y cuya sinagoga se ubicaba donde ahora está el Palacio de la Isla. En este barrio vivió un sastre de reconocido prestigio llamado Moshé Cohen, concretamente en el Palacio de Galarza.

Tres culturas de Cáceres
Judería Vieja de Cáceres

La judería vieja de Cáceres forma parte de la Red de Juderías de España y algunos de sus puntos más destacados son el Arco del Cristo, la Torre de los Pozos y el Olivar de la Judería. Este legado convierte a la judía en una de las tres culturas de Cáceres más importantes que han pasado por la ciudad.

En la actualidad, las casas de la judería vieja están habitadas y te recomendamos encarecidamente que te des un paseo por sus calles. Es, posiblemente, el barrio cacereño con más encanto.

Cultura budista en Cáceres

Y, para terminar, acabamos con una cuarta cultura que va a llegar a Cáceres en el siglo XXI: el budismo. La ciudad extremeña se ha hermanado con Lumbini, una pequeña localidad de Nepal.

Lo mejor de todo es que en Cáceres se va a construir la estatua de Buda más grande del mundo, con 60 metros de altura y 350 toneladas de peso, presidiendo un gran centro espiritual budista. Para los más impacientes, ya se puede ver una réplica exacta del Buda de dos metros en el Palacio de Congresos de Cáceres.

Resumiendo, las principales culturas que han pasado por Cáceres han dejado un gran legado a la ciudad que la convierte en Patrimonio de la Humanidad. En muy pocas calles puedes viajar por muchos siglos diferentes, algo que muy pocas ciudades en el mundo tienen.

Si todavía no conoces Cáceres, no sabemos a qué estás esperando. ¡Ven a visitarnos! 😊

Artículo escrito en colaboración con el Ayuntamiento de Cáceres.

Share This